privacidad-redes

Ojo al dato… privacidad en redes

Sinceramente no estaba entre mis planes escribir un post sobre el tema de los peligros de subir datos personales al ciberespacio, porque me parecía una obviedad, pero como consumidora de redes sociales, sobre todo de Instagram, he observado que son much@s (y lo más preocupante, de no más de diechiocho años) los que no se preocupan de ocultar sus datos en sus stories.

 

Abren constantemente paquetería con datos de su domicilio o datos de su centro de trabajo. Siempre que veo uno de éstos stories en Instagram: primero mis ojos se desorbitan, luego me echo las manos a la cabeza, e inmediatamente les escribo por privado que lo borren para alertar de las consecuencias de éste acto.

 

Ignorantes del peligro, por supuesto los borran rapidísimo y me agradecen la advertencia. Éste ha sido el motivo que me ha impulsado a escribir el post. Yo ese día ya, duermo tranquila. ¡Bien, he salvado a esa bonica chica o chico, del  algún desvarío de algún/a majara!.

 

Deberíamos tener todos tan interiorizados los peligros de colgar la dirección postal… Ni siquiera soy partidaria de usar las máscaras de rotulador que “ocultan” la identidad de la persona cuyo “material” queremos compartir.

En mi opinión si yo envío algo por privado a alguien, porque como la palabra privado dice:

 

privado, da (RAE)

Del part. de privar; lat. privātus.

1.adj. Que se ejecuta a vista de pocos, familiar y domésticamente, sin formalidad ni ceremonia alguna.

2.adj. Particular y personal de cada individuo.

 

Es porque quiero que esa información permanezca en el inframundo para siempre (ésa es la intención) en las manos del receptor está ya que lo haga o no.

Por favor, la ciberseguridad es súper importante, NUNCA, y lo pongo en mayúsculas (pues por todos es conocido que cuando pones un WhatsApp en mayúsculas significa que GRITAS) NUNCA hagáis un stories en el que salga una dirección, sea de dónde sea.

Por favor, sé que el ansia de mostrar ese regalito perfecto que os ha llegado al hogar puede con vuestra paciencia, pero pensad antes de subirlo.

Por último también quiero hablar de los stories desde ventanas de vuestras casas, es igual de peligroso casi que enseñar la dirección postal del hogar.

Claramente se puede identificar una vivienda sabiendo desde dónde está grabado el stories (los edificios, parques etcétera).

 

Lo dicho: no hay que ser un obsesionado con el tema privacidad y ciberseguridad, pero tampoco vivir como si nuestros stories solo los vieran hadas que sobrevuelan Lago Cristal en Mundo Arco Iris.

Miriam Gómez
Miriam Gómez
mimireporterabloguera@gmail.com

Periodista, Publicista, Viajera empedernida, blogger por diversión. Mi vida se escribe en historias, síguela en www.mimireporterabloguera.com.

No Comments

Post A Comment