rey-selfie

Sé el nuevo rey de las smartphotos

burger photo¿Alguna vez te has planteado cuántas fotos con el móvil haces en un día? ¿Y en una semana?Probablemente sean unas cuantas, pero ¿haces buenas fotos con smartphone? Definitivamente no, seamos sinceros. Normalmente, son fotografías cotidianas, sin un propósito de realizar una captura impresionante para adornar nuestra cuenta de Instagram, de Facebook e incluso, para los más nostálgicos, nuestra casa. Pero, a veces, sí que nos gustaría que los astros se alinearan a nuestro favor para dar lugar a esa fotografía perfecta que reviente los likes en nuestra cuenta. Hoy te vamos a contar cómo puedes mejorar de una forma bastante notable tus fotografías hechas con el móvil. Será mejor que cojas boli y papel 😉

 

UNA BUENA INVERSIÓN

En primer lugar (y más importante) es que tengas en cuenta las limitaciones de tu terminal. Generalmente una buena inversión garantiza una buena cámara con una buena lente. Así de duro es el mundo del smartphone. Si eres aficionado a la fotografía, probablemente hayas tenido este punto en cuenta a la hora de adquirir tu nuevo terminal.

 

LA LUZ

La luz. Bueno, siendo claros, sin buena luz tienes muy pocas posibilidades de hacer una foto genial. ¿Por qué? Bueno, digamos que a menos luz, más ruido o grano va a tener tu fotografía y esto significa una notable pérdida de la calidad de la imagen así como del detalle. Generalmente no llevamos un set de iluminación encima por lo que nos tendremos que conformar con la luz natural. Pero no te dejes engañar, la luz natural puede ser mejor que mil focos y flashes si la sabes utilizar correctamente. Te daremos un buen consejo: huye de la luz directa del sol. A no ser que tu propósito sea una fotografía con un toque dramático o de rudeza, mejor que aproveches las sombras. No, no te vayas a un callejón oscuro, pero en el caso de los retratos suelen beneficiar mucho más los días nublados o las fotografías hechas bajo un árbol, techo o pared. También cerca de una ventana puede quedar bien. ¿Por qué? Bueno, la luz igualmente va a llegar, sólo que de una forma más suave y sin crear contrastes tan bruscos que no, no te favorecen en absoluto.

 

LA COMPOSICIÓN

Para que una fotografía resulte atractiva tienes que saber jugar con la forma en la que dispones los elementos en la fotografía. Si no eres un experto en composición te daremos estos dos consejos. Primero, deja aire en la fotografía. Es decir, deja márgenes. Que los objetos no estén pegados al borde de una imagen. Tampoco queda nada bien cortar elementos o figuras. Si estás haciendo una fotografía a alguien no le cortes los pies, súper básico. En ocasiones, en la fotografía de paisaje por ejemplo, puedes permitirte (o no te queda más remedio) que cortar un elemento y no pasa nada. Entonces ten en cuenta el segundo consejo: la regla de los tercios es tu amiga. ¿Cómo funciona? Imagina que divides la imagen con dos líneas verticales y dos horizontales, partiendo la imagen en 9 rectángulos iguales. El punto de interés de la fotografía debería estar en cualquiera de las cuatro intersecciones. Puede estar en una o en dos. Sólo es orientativo.

 

LIKE A PRO

Si tienes un teléfono Android, probablemente tengas acceso a modificar los parámetros de la imagen. Explicados de forma rápìda:

ISO. Sensibilidad a la luz. Nº ISO mayor = más sensibilidad a la luz.

Apertura. Imagina que tienes una cortina en la ventana. Cuanto más abras la cortina, más luz entra. El número en este caso es inversamente proporcional. Número más bajo, más apertura.

Velocidad. Cuanto más rápido hagas la foto, menos luz dará tiempo a entrar, pero conseguirás captar instantes fugaces.

Estos son los parámetros básicos en fotografía. Si tu móvil no te deja acceder a ellos o si tienes un iPhone, puedes descargarte alguna app especializada. VSCO Cam es una de las más utilizadas, además de tener un modo cámara, te permite modificar un montón de parámetros. En mi caso, prefiero utilizar Lightroom, de Adobe. También tiene un modo cámara con su opción PRO. En este caso permite modificar el ISO, la velocidad y la exposición. También permite ajustar el balance de blancos mediante la elección del tipo de luz (natural, nublado, fluorescente, tungsteno…) y que enfoques o desenfoques manualmente lo que te interesa (wow). Y encima es gratis, ¿qué más quieres? Bueno, bonito y barato.

Pon en práctica estos divinos consejos y seguro que tus fotografías mejoran too much 😉

Beatriz Camino
Beatriz Camino
practicas11@madcreativa.com

Fotógrafa y diseñadora gráfica. Pizza con piña, perros, gatos y un poco de bellas artes. Nací con el rock bajo el brazo.

No Comments

Post A Comment