perros publicidad

El problema de los animales en publicidad

Cada día vemos en la televisón anuncios, anuncios y más anuncios. En este caso, me gustaría que, de ahora en adelante, prestaseis atención cada vez que veis un anuncio relacionado con mascotas. Lo más habitual (lógicamente) es que se trate de perros y gatos. El caso de los gatos, quizá resulta menos llamativo pues, es un poco menos excesivo. Sí, excesivo es el número de perros de estos anuncios que es un perro de raza. ¿El 100% quizá? Bueno, pero ¿Qué más da? Da que España es un país con una problemática bastante grande en el tema del abandono de perros. Las perreras y protectoras están hasta arriba y, aunque la adopción se haya hecho cada vez más habitual, sigue sin ser suficiente.

Lo único que vemos en la televisión son razas populares como el Labrador Retriever, el Jack Russel Terrier, el Weimaraner o el Basset Hound. ¿Qué provoca esto? Que mucha gente se sienta atraída por estas razas y se encapriche de ellas como de una prenda de última temporada. Sí, es cierto que el Weimaraner es un perro precioso pero, ¿sabes qué conlleva adquirir uno? Esta raza no es otra cosa que un braco, es decir, es un perro de caza. Los que tengan un poco de idea sobre perros, sabrán que estas razas son de una actividad muy alta. Aunque su compañero Jack Russel Terrier incluso le sobrepasa. ¡Pero mira qué gracioso es Pancho, el famoso Jack Russel de los anuncios! Bueno, igual no te resulta tan gracioso cuando no sepas darle el ejercicio que necesita y se coma la mitad de tu salón. Los Labradores no se libran, aunque por normal general sean perros ejemplares, fáciles de educar, sociables y tranquilos, muchas personas se cansan de ellos porque tienen que salir a la calle, rompen cosas o no vienen educados “de fábrica”. Esto hace que incluso existan protectoras centradas en Golden y Labrador Retriever y mestizos de estas dos razas. Es lo que tiene ser tan popular.

Para resumir, los principales problemas que los exquisitos perros de raza generan en la publicidad se podrían dividir en dos:

  • Por un lado, la televisión hace que cada vez más gente quiera perros por su aspecto físico, basándose en unas imágenes grabadas y preparadas (que no muestran el comportamiento de un animal en la realidad) y no en el conocimiento de la raza o tipo de perro que va a adquirir. Esto lleva en algunos casos, al abandono del perro por parte de sus dueños.
  • Por el otro lado, y relacionado con el anterior, que la gente se olvide del problema de los perros abandonados y mestizos que esperan y merecen una familia como cualquier otro perro, tenga un papel de pedigrí o no.

¿Por qué en España no vende pienso un perro mestizo igual que lo hace un Braco? ¿Acaso no es el mismo animal? No estamos acostumbrados a ver esas imágenes en televisión, pero en otros países es una realidad.

El pasado año, visité la perrera de la Comunidad de Madrid, puedo decir que sé de qué hablo cuando digo que aproximadamente un tercio o más de los perros que vi ese día, eran de raza. Casualmente había un Jack Russel Terrier (sí, un Pancho) que, como le ocurre a otros animales, había desarrollado una “manía” de dar vueltas en su chenil debido a su necesidad de alta actividad diaria que necesita ese perro y que, como estaba claro, no podía ser cubierta en ese lugar. Curiosamente, me dio una pista de por qué ese perro había acabado allí, la no información y que, probablemente, se tratase de un capricho.  Pero, también, en el mismo pasillo, en una de las jaulas, ¡Había un labrador! Pero, en este caso, no era el bondadoso perro de película y publicidad al que estamos acostumbrados. En este caso, era un perro negro, bastante grande y con carácter. Lo mismo pasaba con el Pastor Alemán de al lado. No, no era Rex, el perro policía. Era un perro de tamaño bastante considerable que parecía haber desarrollado agresividad al estar encerrado. Y es que los perros no nacen siendo perfectos perros de anuncio o película, nosotros debemos saber qué tipo de perro se puede adecuar a nuestro ritmo de vida. Y lo más importante, un perro es un ser vivo al igual que nosotros, probablemente pase a tu lado la próxima década o más. Si fuese tú, me basaría antes en su carácter que en su aspecto a la hora de elegir un amigo (o de que te elija, como suele pasar).

El mismo año, viajé a Zurich (Suiza) y quedé maravillada al ver en las paradas del tranvía ¡perros mestizos en los carteles publicitarios! ¿Venderán pienso allí? Vaya, creo que nos sacan ventaja en más aspectos de los que pensábamos. Y es que, parece que nos hace falta darnos una vuelta por una protectora o por una perrera y ver de cerca el problema. Los anuncios nos ciegan mostrándonos perros modelo, al igual que lo hacen para vendernos una colonia. Por favor, veamos más allá y, si decidimos algún día tener un perro, que sea porque queremos compartir nuestra vida y nuestro tiempo con un buen amigo, y no porque nos lo hayan vendido.

Beatriz Camino
Beatriz Camino
practicas11@madcreativa.com

Fotógrafa y diseñadora gráfica. Pizza con piña, perros, gatos y un poco de bellas artes. Nací con el rock bajo el brazo.

No Comments

Post A Comment